Exalcalde de Turbaco, Bolívar, Myron Martínez Ramos
Procuraduría inhabilitó a exalcalde de Turbaco por corrupción.
29 junio, 2018
SIETE MUERTOS EN ARGELIA, CAUCA
Hallan siete cadáveres a un costado de una vía de Argelia, Cauca.
3 julio, 2018

Contratan ‘oficina’ de sicarios en Bogotá para matar a empresario de las esmeraldas.

Capturados otros tres involucrados en asesinato de esmeraldero en Muzo, Boyacá.

Ledwim Albeiro Castañeda Jiménez, Ubher Castañeda Jiménez y Estiben Jiménez Pérez, capturados este viernes en Muzo, Boyacá.

Investigación –Primera entrega–

Esmeralderos pagaron a una oficina de sicarios en Bogotá para matar a un empresario de las gemas en Muzo

 

Este sábado fueron trasladados a la cárcel de Chiquinquirá (Boyacá) tres hombres que estarían implicados en la muerte del minero Wilson Almonacid Mahecha. El sicario, desde la cárcel, contó todo a la Fiscalía. El ente investigador dice que va ahora por las cabezas, que alcanzaron a pagar 10 millones de pesos por el homicidio. Con estos son cuatro los presos por este caso.

JUSTICIA
Sábado 30 de junio del 2018

El misterio que circundaba el asesinato de Wilson Almonacid Mahecha, un empresario de las esmeraldas de Muzo (Boyacá), ultimado por un sicario en junio del 2016 en una de las calles de esta población, tuvo un nuevo capítulo. En las últimas horas, después de una rigurosa investigación de la Policía se logró la captura de tres hombres quienes serían parte de la organización criminal que ordenó el homicidio del agricultor y esmeraldero.

 

Wilson Almonacid.

Wilson Almonacid Mahecha fue asesinado en junio del 2016 en Muzo, Boyacá.

Almonacid Mahecha era el esposo de la presidenta del ‘Reinado Nacional de la Esmeralda’, quien fue baleado cuando compraba elementos para su finca, en zona céntrica de Muzo.

La Sijín estableció que Ledwim Albeiro Castañeda Jiménez, Ubher Castañeda Jiménez y Estiben Jiménez Pérez –miembros de una misma familia de la llamada capital mundial de las esmeraldas–, fueron los que proveyeron el transporte (para la llegada y la huida del homicida) y la pistola con la que Rodríguez Parra acabó con la vida de Almonacid Mahecha.

“Este caso no se quedó solo en la captura del sicario, con el trabajo de investigación que se ha hecho hemos llegado hasta el fondo. Cabe anotar que seguimos con el curso de la investigación y que pronto se sabrá quién pagó por este homicidio”, precisó el Fiscal 24 de Chiquinquirá, quien tiene a su cargo el proceso, durante la audiencia de judicialización en los juzgados de Muzo.

Las pistas que llevaron a la ubicación de los tres nuevos involucrados se generaron a partir de la captura del autor material del asesinato, Óscar Alirio Rodríguez Parra. A este sicario la Policía lo ubicó en Bosa, localidad al sur de  Bogotá, a los pocos días de la muerte del minero.

Además, la Fiscalía determinó que los móviles del crimen fueron la disputa por una mina de esmeraldas, que se dejó de excavar en la zona en donde se han descubierto piedras denominadas ‘gotas de aceite’, de la que Almonacid Mahecha poseía escrituras.

Los Castañeda Jiménez fueron capturados en un operativo que desarrolló este viernes, a las 6 de la mañana,  un escuadrón de la Dijín que se trasladó hasta el barrio San Jorge de Muzo y al sector conocido como Las Cruces, precisamente cuando los miembros de esta familia terminaban de celebrar una fiesta, los agarraron en medio del guayabo.

Fue el sicario Rodríguez Parra, preso en la Cárcel de Máxima Seguridad de Combita (Boyacá) y condenado a 19 años y 7 meses de cárcel, quien entregó detalles a la Fiscalía de los que le pagaron para que  concretara el hecho; lo hizo después de que los investigadores lograron compilar contundentes pruebas que encaminaron a su captura tres semanas después de cometido el delito, el 29 de junio del 2016.

Rodríguez Parra contó  que estuvo ocho días en Muzo, hospedado en un hotel del centro,  esperando el momento para descargar su arma en la humanidad de Almonacid, además, que los que lo contrataron lo recogieron el 30 de mayo del 2016 en la calle 170 con Autopista Norte y lo llevaron hasta la población minera.

Expresó, además, que ese miércoles cuando mató al comerciante de esmeraldas estuvo varias horas escondido en medio de la zona boscosa de la población y que después fue recogido en una camioneta por los Castañeda, que lo llevaron y  dejaron en  Avenida Ciudad de Cali en Bogotá. El sicario el día del crimen dejó pistas, entre ellas su ropa en el hotel y  su celular que empeñó en el pueblo por una cuenta de juego de cartas.

Los investigadores consiguieron varios videos y grabaciones de llamadas telefónicas, para evidenciar el testimonio del sicario, con lo que se estableció, además, el número de las placas de la camioneta.

El pistolero contó que pactó con los autores intelectuales en 20 millones de pesos ‘la vuelta’ para matar a Almonacid, de los que solo le dieron 10 millones. Además, detalló que en la cárcel estuvieron a punto de asesinarlo para que no confesara, fue víctima de una paliza que lo mantuvo hospitalizado 8 días.

Los agentes adscritos a la Dijín rastrearon las llamadas telefónicas que hizo el sicario antes, durante y después del homicidio, con las que se pudo constituir que sí hubo comunicación directa con los Castañeda Jiménez y con los que serían las cabezas de la oficina de sicarios de Bogotá, en la que estaría involucrada una misteriosa mujer.

El sicario cuando cometió el homicidio había salido de la cárcel de Boyacá en donde estuvo desde el 6 de mayo del 2006 hasta el 31 de diciembre del 2007, por otro asesinato. Este hombre confesó que una oficina de matones de Bogotá era la que lo contrataba y que sería el responsable de al menos unos 30 asesinatos en diferentes partes del país, entre los que relaciona al del empresario Almonacid Mahecha.

Se investiga qué relación existe entre el homicidio de Almonacid Mahecha y la muerte de Freddy Manuel Baracaldo Cuervo, un negociante de fincas raíz y esmeraldas, a quien sicarios mataron en mayo del año pasado en Villavicencio, Meta.

EL HOME NOTICIAS, pudo establecer con una fuente cercana a la investigación que hay un cuarto involucrado –de los ordenadores del crimen– y que está preso en Venezuela por otro delito y que será repatriado en los próximos días, para así de desentrañar esta y varias muertes (de las que habló el sicario) de personajes liados con el negocio del verde mineral y por los que se encuentran varias cabezas en la cárcel.

 

Redacción Justicia

saladeredaccion@elhomnoticias.com

 

Comparte esta nota en tu red social favorita.
Share on Facebook
Facebook
107Tweet about this on Twitter
Twitter
Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *