intenso. El espectacular fenómeno que se volverá a ver solo hasta dentro de dos años.
La Luna de Sangre, el espectacular fenómeno que disfrutaron los colombianos
21 enero, 2019
El exsenador Juan Manuel Galán Pachón dijo que la negativa del CNE era algo que se veía venir.
Juan Manuel Galán aseguró estar arrepentido de entregarle las banderas del Nuevo Liberalismo a César Gaviria
23 enero, 2019

‘El terrorista que entró a la Escuela de Cadetes General Santander era un ‘gancho ciego’’

José Aldemar Rojas Rodríguez, alias el Mocho, fue quien ejecutó el atentado terrorista a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, en Bogotá.

José Aldemar Rojas Rodríguez, alias el Mocho, fue quien ejecutó el atentado terrorista a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, en Bogotá.

 

‘El terrorista que entró a la Escuela de Cadetes General Santander era un ‘gancho ciego’’

 

El periodista de las ‘Voces del secuestro’, Herbin Hoyos Medina, analiza el perfil del guerrillero que ingresó a la Escuela a bordo de una camioneta con 80 kilos de explosivos que mató a 20 jóvenes estudiantes. Teoriza Hoyos, que alias el Mocho Kiko se jugó la sanguinaria operación porque quería demostrar su capacidad operativa para “pelearse una línea” como jefe del Eln.

 

 

JUSTICIA

Lunes 21 de enero del 2019

El hecho de que un guerrillero como José Aldemar Rojas Rodríguez, alias el Mocho Kiko, con tres décadas de experiencia como ensamblador de bombas de elevado poder destructivo haya muerto víctima de su mismo invento criminal deja muchas cosas por analizar.

Rojas explotó un carro bomba el jueves 17 de enero del 2019, acto que ha generado el repudio nacional y mundial, que acabó con la vida de 20 jóvenes que soñaban con servirle al país, pero la misma explosión también mató al peligroso terrorista.

El periodista Herbin Hoyos Medina, director de ‘Las Voces del secuestro’ hizo para el HOME NOTICIAS un repaso del atentado terrorista que hoy tiene a un país en pie, ciudadanía que salió a marchar enarbolando la bandera del dolor patrio y el rechazo a este tipo de actos criminales.

Alias el Mocho Kiko fue el hombre que, según la Fiscalía, manejó hasta dentro de la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander la camioneta cargada con 80 kilos de pentolita que detonó 47 segundos después de que el vehículo cruzara la puerta de entrada del claustro de educación superior.

Lea notas relacionadas:  ¿Quién es José Aldemar Rojas Rodríguez? responsable de atentado a Escuela de Cadetes de la Policía

El Eln planeó durante ocho meses el ataque terrorista a la Escuela General Santander

Para Hoyos Medina el guerrillero no era alguien con las características de un Kamikaze (pilotos suicidas de la Armada Imperial Japonesa). Por el contrario, se andaba peleando una jefatura, un nivel jerárquico de respeto dentro de la estructura criminal que delinque en Arauca, región fronteriza con Venezuela.

Consideraba que a su edad y por sus logros ya era tiempo para estar al mando de uno de los frentes. Es por esto,  que para demostrar sus capacidades como comando, decide entrar a un área estatal de difícil acceso, de los importantes y emblemáticos para la Policía,  para ganarse el respeto de sus compañeros terroristas y que no quedara duda que merecía una jefatura.

Antes de entrar a conocer el razonamiento que hace el periodista Herbin Hoyos, es importante saber un detalle, que nos llevará a encontrar otras respuestas:

“El carro bomba no es activado por el conductor, ese solo se encarga de llevarlo. El control del explosivo siempre lo lleva alguien que acompaña en una moto o en otro vehículo”: Herbin Hoyos Medina.

Análisis del despreciable acto terrorista

“José Aldemar Rojas Rodríguez era alguien de muy alto nivel técnico dentro del Eln, un experto explosivista con muchísima experiencia. Un hombre que durante toda su vida criminal se dedicó a instruir explosivistas de los diferentes frentes de esta guerrilla e incluso, fue explosivista del frente 10 y 45 de las Farc. Es que él trabajaba como una especie de outsourcing (trabajo por prestación de un servicio o por encargo) para esta guerrilla.

Este personaje era de tal nivel criminal que se sentía sobrado en la realización de las llamadas operaciones comando, siendo el responsable de las  motos bomba que explotaron en Arauca, las que puso el Eln.

“Rojas Rodríguez estaba vinculado con los atentados al exgobernador, Julio Enrique Acosta Bernal, entre estos uno en diciembre del 2005. Tiene tanta experiencia que literalmente se estaba disputando (reclamaba) una línea de mando ante otros cabecillas de esta guerrilla como ‘Pablito’ y ‘Culebro viejo’. Es decir, que este terrorista se estaba convirtiendo en un dolor de cabeza o estorbo a otros cabecillas del Eln.

“Lo que uno puede analizar es que José Aldemar Rojas Rodríguez se pide ejecutar y articular, personalmente, esta operación comando. El explosivista asume toda la responsabilidad y busca socios a los que les delega pocas funciones.

“Lo que él quería demostrar es de lo que era capaz, con el grupo, para que no existiese duda de su capacidad de jefe, sobre todo con un golpe estratégico de alta magnitud  y es por eso arma con explosivos el vehículo, su propio vehículo, para que así no quedara dudas de quien había sido su autor. Su plan era movilizarlo e instalarlo dentro de la General Santander, dejándolo parqueado en un sitio, abandonarlo caminando y a control remoto la carga sería activada.

“Pero el plan le falla, porque no todas las cosas salieron bien, porque no fue una entrada tan desprevenida como se había planeado.

Una de las cosas que de buenas a primera pudo despertar sospechas es que se trataba de un carro viejo, que ya debería estar fuera de circulación.

“Se ha dicho en algunos noticieros que la camioneta se estrelló, esta información no es correcta, porque se observa que explotó en movimiento. Esto se deduce porque a medida que va avanzando, el que lo controla a remoto pierde la visibilidad de él, entonces calcula un tiempo y lo explota, lo que no le dio tiempo a Rojas de abandonarlo”.

“No se puede descartar, esto lo he hablado con mis fuentes,  que siempre existió un plan B, que fue la posibilidad de eliminar a Aldemar Rojas Rodríguez.

“Entonces, que se puede concluir, que Rojas era uno de los autores del atentado pero que a la vez iba de ‘gancho ciego’. No hay dudas que era un cómplice determinador, porque sabía de los detalles de la operación, y ‘ciego’ porque al compartir la acción con los otros del Eln se ordenó sacarlo de circulación, así se libraban del problema, y con eso, además,  se borraba cualquier pista.

“Es la misma estrategia que usó las Farc con John Freddy Arellán, quien también murió en el atentado con carro bomba al Club El Nogal. El carro Renault Megane también fue comprado por este guerrillero. 

“Lo más seguro de todo esto es que Rojas Rodríguez fue eliminado,  porque una persona de 56 años, con esa experiencia y capacidad de trabajo, que ya llevaba dentro de la organización terrorista, es difícil creer que tenga intensión de inmolarse.

“En Colombia no tenemos todavía bandidos con la mentalidad del suicidio, no existe en ese bajo mundo ese concepto ideológico,  los criminales tienen es ambición de vivir bien y ganas de ganarse la plata fácilmente cometiendo terrorismo y luego salir a disfrutarla con ‘prepagos’ en las playas y vivir como reyes”.

Redacción Justicia

saladeredaccion@elhomenoticias.com

 

Síguenos en Twitter en @elhomenoticias

Deja tus comentarios aquí:

 

Comparte esta nota en tu red social favorita.
Share on Facebook
Facebook
15Tweet about this on Twitter
Twitter
Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *