La Habana
Los cubanos rompieron su silencio, salieron a las calles a rechazar el gobierno comunista
12 julio, 2021
Alta velocidad
Proyecto Red de Alta Velocidad para Cundinamarca es una realidad, 18 municipios firmaron 
12 julio, 2021

Así fueron las horas finales del presidente de Haití

(Foto cortesía: Primerinforme)

Así fueron las horas finales del presidente de Haití

El relato de un vecino de Jovenel Moïse describe las últimas horas del presidente de Haití antes de ser asesinado por un grupo comando integrado por colombianos y haitianos con nacionalidad estadounidense.

HAITÍ

Lunes, 12 de julio del 2021

Fuente: Primerinforme

Un joven de 22 años vecino de la casa del presidente de Haití, Jovenel Moïse, narró cómo fueron las últimas horas alrededor de la vivienda aquel 7 de julio en una noche negra para la nación más pobre de la región que está a punto de entrar en un vacío de poder.

Eli Pledami dijo que esa noche daba vueltas en su camastro luego de ver el partido de la Copa América entre Colombia y Argentina. El joven no podía dormir por la enorme cantidad de mosquitos tras algunos días de lluvia y el hambre que tenía.

Mientras buscaba el sueño dando vueltas en su cama, un grupo comando integrado por 28 hombres armados, avanzó por Pelerin 5, una calle estrecha del barrio Petion Ville, en uno de los cerros de Puerto Príncipe.

El paso a paso del grupo comando que mató al presidente de Haití

El joven se levantó a cerrar la ventana. Al fondo se escucha el ladrido de los perros en la oscura noche haitiana, quizás la más negra y profunda que ninguna otra, apenas iluminada por unos pocos bombillos.

Junto al ladrido del perro se escuchó la advertencia a gritos a través de un megáfono que decía en inglés a los residentes alrededor de la casa del presidente de Haití: “¡Esta es una operación de la DEA, no salga de casa. Repito, somos agentes de la DEA y si sale de casa recibirá un disparo!”.

Solo unos pocos valientes se atrevieron a desobedecer y grabaron con sus teléfonos móviles al comando: En la calle entraron cinco vehículos, dos camionetas oscuras y tres pick up. Estas avanzaron lentamente intercambiando instrucciones en inglés y en español.

Los hombres entre colombianos y haitianos con nacionalidad estadounidense caminaron despacio, fuertemente armados y equipados con falsos chalecos de la agencia antidroga de Estados Unidos con las iniciales pintadas en amarillo.

La incursión del grupo comando a la casa de Jovenel Moïse

A la 1 de la mañana el grupo pasa por delante de una pintada callejera en la que se lee “Team Jovenel” hasta una de las viviendas del lado derecho donde vive el presidente de Haití.

Se trata de una construcción sencilla de una planta con entrada para vehículos y peatones, describe El País en la información publicada, citando a uno de sus colaboradores, acostumbrado a despachar en la vivienda.

Normalmente la seguridad del presidente la forman unos diez hombres que a esas horas de la noche suelen estar durmiendo o jugando con el teléfono. “Lo menos parecido a una escolta profesional”, explica.

Una vez en la puerta el grupo de sicarios se divide. Una parte se queda en el exterior vigilando a los guardias, que fueron interrogados por su posible complicidad en el asesinato, y otros diez tumban la puerta principal.

Entran en la casa, avanzan por una sala, atraviesan un salón y siguen por el pasillo. En el camino encuentran a la criada, la amordazan y la encierran en una de las estancias. Los hombres siguen hasta la habitación del matrimonio Moïse y abren fuego a discreción.

Así fue el asesinato de Jovenel Moïse

“Comenzaron a oírse disparos sin parar, muchos. Parecía una guerra. Tenía tanto miedo que intenté meterme debajo de la cama”, señala El País, citando al asustado vecino.

Consumado el crimen, el grupo comienza el saqueo: abre cajones, armarios y puertas de forma frenética buscando joyas y dinero.

Siguiendo la escena, la hija del presidente, Jomarlie Moise, escucha todo, pero ha logrado esconderse en el dormitorio de su hermano. En menos de media hora, a la 1.30, el comando abandona el lugar.

Lo que encontraron las autoridades al llegar al domicilio

Cuando unas horas después, el juez Carl Henry Destin llega a la escena del crimen se encuentra al presidente fuera de la cama, con algunos huesos fracturados y pantalón de calle.

Había intentado defenderse o tal vez salió mal el secuestro. “Estaba tirado con pantalón azul y una camiseta blanca manchada de sangre. Tenía la boca abierta y el ojo izquierdo sacado”, describió después el juez.

El presidente Jovenel Moïse había recibido “un impacto de bala en la frente, dos en el pecho, tres en la cadera, uno en el abdomen…”, según el juez. En total, fueron 12 balazos de dos armas distintas, una pistola de 9 milímetros y otra de gran calibre.

Junto a él, la primera dama, Martine Moïse, yacía también ensangrentada después de recibir tiros en los brazos, en la mano y en el abdomen, pero aún estaba con vida.

En menos de una hora, a las 2.30 de la madrugada, está en un helicóptero y una hora después aterriza en Miami, donde está ingresada y se mantiene estable, aunque en estado crítico.

Fuente: Primerinforme

Redacción Noticias Generales 

Contáctenos al correo: elhomenoticias@gmail.com

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

en nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

también en Instagram @elhomenoticias

 

 

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *