Constanza Ramírez, alcaldesa de Duitama..
Alcaldesa de Duitama, Boyacá, solicitó se imponga ley seca y toque de queda, por aumento de COVID-19
9 octubre, 2020
Juan Carlos ‘el Tuso’ Sierra
Congresista norteamericano solicitó se investigue a Iván Cepeda por dudosas visitas a paramilitares presos en Estados Unidos
10 octubre, 2020

Una celebración llena de contrariedades, el Día Nacional del Veterano: columna de opinión del abogado Daniel Santos Carrillo, constitucionalista.

Veteranos de la Fuerza Pública.

Los veteranos de la Fuerza Pública están instalados con sus carpas a un costado del Palacio de Justicia, en el Centro de Bogotá, una acción pacífica para reclamar del Estado una pronta solución a sus necesidades.

Una celebración llena de contrariedades ¡Día Nacional del Veterano!

Existe el sinsabor, de los desamores del presidente Iván Duque y su ministro de Defensa Nacional con los veteranos de la Policía Nacional y las Fuerzas Militares. Es algo inmensamente inconcebible. 

OPINIÓN

Viernes, 9 de octubre del 2020

Daniel Santos Carrillo.En plena reunión con el Ministro de Defensa Nacional, Carlos Holmes Trujillo; con  Claribel Rubio Cardona y  Carlos Arturo López Ríos;  los veteranos de la Policía Nacional le comunicaron lo que venía: protestas sociales por el  abandono estatal en que se encuentra este sector poblacional. Además, por la  ausencia de presupuesto que solucione los reclamos, que cada día se hacen más sentidos en los Subsistemas de Salud de la Fuerza Pública y la nivelación salarial.

No fue suficiente el anuncio del Ministro, de brindar participación a las diferentes organizaciones en la instalación de una nueva mesa e involucrar al Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Esto de los que les hablo ocurrió el pasado 28 de septiembre y el escenario fue el espacio de diálogo entre los veteranos en uso del retiro de las diferentes Fuerzas y el jefe de la cartera de Defensa, con diferentes funcionarios de la Rama Ejecutiva.

Desde el Gobierno se asegura que se está cumpliendo con el bienestar de los veteranos, pero en el contexto de la realidad que este grupo social vive a diario se evidencia otra cosa. De la afirmación oficial hay voces que respaldan lo dicho y que tienen su  pequeña representatividad en una mesa de diálogos. De otra parte están los que cada día dan ejemplo de un servicio deficiente, inconformismo que se materializa en protestas pacíficas: plantones, marchas y un ‘cambuchetón’ en plena vía pública en inmediaciones al  Palacio de Justicia en la ciudad de Bogotá.

En la celebración del Día Nacional del Veterano, promulgado a través de la Ley 1979 de 2019 y cuyo inexistente decreto reglamentario, que agota en exceso su expedición,  situará a los veteranos de la Fuerza Pública con poco que mostrar a su favor, relacionado con el  bienestar de policías,  soldados y sus familias.

De seguro no faltará la alocución presidencial del doctor Iván Duque, que se rebasará en elogios y de seguro estará en la inauguración de alguna obra social. Eso sí, que rendirá válido tributo, pero en medio de la cruda realidad, de una pobreza y sin una esperanza a corto plazo de que haya solución desde el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Los colombianos están dejando de mirar lo que sucede,  una problemática que no requiere de mesas de diálogo, que demanda acción pronta del Estado. Mucho menos la intervención de terceros en los extremos de representatividad gubernamental y social. Lo que sí se conoce, porque se está viviendo, una situación que siempre está presente: falta de presupuesto y la honesta voluntad estatal.

Vamos a mencionar, como un paréntesis, esa Directiva Presidencial No. 10, del 8 de octubre 2020, que va dirigida a organismos y entidades de la Rama Ejecutiva, su escrito empieza con un golpecito en la espalda, de los muchos que se han recibido:

“EI 10 de octubre es la fecha en la que los colombianos celebramos y reconocemos, en todo el territorio nacional, a quienes son, han sido y serán los guardianes del tricolor y los protectores de nuestra soberanía: los veteranos de la Fuerza Pública y sus familias”.

Son estos los elogios, los cumplidos, que deberían de ir acompañados de acciones efectivas, para qué más golpecitos de espalda.

El documento es una directriz para el cumplimiento y promoción de los beneficios otorgados a los veteranos de la Fuerza Pública y familias, pero que para la comprensión de muchos, existe poco interés de los funcionarios que rodean al Presidente de la República, se están tardando mucho en dar cumplimiento.

Reunión en noviembre pasado del Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, con los veteranos. En la imagen hay un contraste, el rostro sonriente del funcionario con el de los veteranos, tal vez escéptico porque el bienestar de todos está en entredicho.

Reunión en noviembre pasado del Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, con los veteranos. En la imagen hay un contraste, el rostro sonriente del funcionario con el de los veteranos, tal vez escéptico porque el bienestar de todos está en entredicho.

 

Es imprescindible recordar que hay una población colombiana, que más allá de celebraciones y reconocimientos, demandan oportunidades para el bienestar de sus familias y la inyección de recursos financieros que brinden soluciones de vivienda, educación, salud y la desatendida nivelación salarial.

No más pergaminos, ni que se les siga llamando ‘héroes de la Patria’, cuando con ellos no se hace lo que se debe hacer, es un derecho dignificar a policías y soldados en sus actuales condiciones de vida, junto con sus familias.

Señor presidente Iván Duque, lo mismo para el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, y el de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, tocará mantener la confrontación bajo el rigor de la Constitución y la Ley hasta que se vean las soluciones.

El inconformismo seguirá latente, los veteranos somos en esta realidad social que no se merecen ningún tipo de descalificaciones, de esas que son propias de la estigmatización y la incitación al odio.

Si las felicitaciones estuvieran acompañadas de las soluciones no se darían las protestas, que ocurren de manera permanente y para la muestra un botón, la que se está dando desde el pasado domingo 4 de octubre, la instalación de cambuches en pleno centro de Bogotá.

Los ‘héroes de la Patria’, caídos en el abandono,  están practicando una toma pacífica a la Catedral La Inmaculada Concepción en Armenia desde 5 de octubre. Pero por qué no mencionar lo que está por venir, lo plantones y marchas del 10 de octubre, en la misma fecha de la celebración del Día Nacional del Veterano.

Los reparos de quienes dieron todo por un país y que hoy reciben en retribución migajas también tienen otras fechas para exaltar: La del  5 de noviembre del Día de la Policía Nacional y el 10 de diciembre Día Mundial de los Derechos Humanos.

En cada una de ellas seguirá pasando lo mismo, ‘celebraciones con contrariedades’, con inconformismo. Estas necesidades ya fueron anunciadas en diferentes espacios de diálogos con el propio ministro de Defensa; con el viceministro del Grupo Social y Empresarial de Defensa Nacional, Almirante (r) David René Moreno; secretario del gabinete de Ministerio de Defensa,  Óscar Ortiz González; la directora de Bienestar Sectorial del Ministerio de Defensa Nacional, Juanita Acosta Giraldo, y otros funcionarios.

En Bogotá, en ese escenario imposible de ignorar, en la ‘cambuchetón’, ubicada en el corazón de la Justicia, se han acercado a ofrecer su mano de apoyo algunos congresistas como los doctores José Jaime Uscátegui Pastrana y José Vicente Carreño Castro.

Es que en esta exigencia muy sentida se necesita que se sumen más, para que se pueda lograr la reglamentación de la Ley del Veterano, que sea una verdadera herramienta de solución a las afectaciones que hoy viven los retirados de las Fuerza Pública y sus seres queridos.

Por último, de mantenerse la celebración del Día Nacional del Veterano, este 10 de octubre de 2020, en medio de las protestas, se hace urgente la expedición de los decretos reglamentarios, conforme la Directiva Presidencial número 10, firmada por Iván Duque, quien siendo Presidente de la República de Colombia y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, debería asumir como propia esta necesidad inaguantable. 

Columnista invitado por el HOME NOTICIAS

Daniel Santos Carrillo

Abogado constitucionalista y administrativista

Contáctanos al correo: elhomenoticias@gmail.com

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *