Aida Esperanza Moreno y César Augusto Ceballos
Desde la cárcel denuncian a fiscal 23 Anticorrupción de andar buscando falsos testimonios, de ‘ofrecer beneficios a cambio de falsas acusaciones’
22 diciembre, 2019
Cúpula de la Policía.
La Procuraduría le entró a las investigaciones por corrupción que adelanta el general William Salamanca
24 diciembre, 2019

El juego peligroso en la Policía, rivalidades por llegar al poder

La cúpula de la Policía Nacional.

La cúpula de la Policía Nacional.

El juego peligroso en la Policía, rivalidades por trepar al poder

 

Se destapa una parte del ‘Carrusel de los contratos’. Se anuncian cambios en la cúpula después de la renuncia que ha presentado por un tema de salud el subdirector, general Gustavo Moreno. El más cercano para reemplazarlo sería el general Salamanca, sin embargo, se arma un escándalo para evitar que él ocupe el cargo vacante. Lo acompañamos de la historia del despilfarro.

 

JUSTICIA

Lunes, 23 de diciembre del 2019

 

Desde el pasado viernes se filtró a los medios de comunicación  que el general William René Salamanca, inspector general, saldría a su merecido descanso de Fin de Año, pero con un agravante, de que había dudas de su regreso.

Así lo dedujeron los que advirtieron desde el pasillo el desacuerdo que hubo entre Salamanca y el general Óscar Atehortua Duque, director General,  contrariedad que no fue tan incandescente como se ha dicho.

Todo esto porque el general Gustavo Alberto Moreno Maldonado se vio obligado a pasar la carta, por un tema de salud. Ahora se surte una pugna interna por saber quién sería su reemplazo como subdirector de la Policía.

 

Se supo, además, que desde la calle se ha venido ejerciendo presión para que en la Inspección General se atizara el tema del llamado ‘Carrusel de los contratos en la Policía” y de otras investigaciones que descansan en la gaveta de los justos, las que supuestamente el general Salamanca agarró para sacarlas y activarlas, un gesto de buen policía.

Este lunes en la mañana la cadena Caracol Radio, a través de su periodista Darcy Quinn, lanzó la primicia: “Enfrentamiento entre el comandante de la Policía, general Óscar Atehortúa y el inspector General, William Salamanca, por denuncias de corrupción al interior de la institución”. Sonó fuerte.

Mencionó Quinn, que la diferencia entre los Generales provino de una investigación por el millonario despilfarro que hay en la construcción de la Ciudadela de vivienda fiscal como parte de la Escuela Nacional de Operaciones Policiales (CENOP), ubicada en San Luis, Tolima.

Algo admirable, que un Inspector General se atreva a desempolvar el pasado oscuro de la Policía, dudosos contratos de sus antecesores. Entonces ¿En dónde estuvo su error? Aún no está a la vista.

Entre tanto, conozcamos los detalles del despilfarro, de la pésima edificación que arrancó en el 2011, de tres etapas con 211 casas para vivienda de los oficiales de la Policía, de las que se entregó una parte en el 2017, nunca ha sido habitado por completo por las malas condiciones de infraestructura: falta de agua potable, mal manejo de aguas residuales, lamentables condiciones físicas. En conclusión, no es aún vivienda fiscal.

En esta investigación se encuentran como principales involucrados el general William  Ernesto Ruiz Garzón, quien para diciembre del 2013 era director de Bienestar Social de la Policía y se negó a recibir las casas y notificó a la general (r) Luz Marina Bustos Castañeda, como subdirectora de la Policía Nacional y al coronel Fabio de Jesús Lizcano Montes. Se les notificó de las irregularidades y no reaccionaron, es decir que existió una clara omisión del despilfarro económico que asciende a los 24.000 millones de pesos.

Las viviendas se construyeron sin haber licencia de vertimiento de aguas negras, y sin la autorización de la excavación de un pozo profundo para proveer el agua potable. Se detectó que en ese terreno el agua tenía alto contenido de hierro, no apta para el consumo humano.

Es formal mencionar que en esta investigación no se nombra al general Óscar Atehortua, porque la obra inició a finales del 2011, las irregularidades se manifestaron a mediados del 2012  y el alto oficial fue director de la CENOP hasta el 15 de noviembre del 2010.

 

Leer nota relacionada: En el llamado ‘Carrusel de los contratos en la Policía’ ya se emitió una circular azul en contra de uno de los responsables de ‘elefante blanco’

 

Además, según Caracol, existe otra investigación que envuelve a uniformados adscritos a la Dirección Antinarcóticos, al mando del general Jorge Luis Ramírez Aragón, que “no han pasado las pruebas de polígrafo y, pese a admitir tener relaciones con carteles, siguen en sus puestos”.

Aquí no hay nada que sorprenda, porque se trata de una investigación que desde el 2018 viene siendo denunciada por EL HOME NOTICIAS, que al oficial que denunció las irregularidades del ‘Carrusel de los contratos’ lo sacaron de la institución por la puerta de atrás y su demanda ante la injusticia ya está en el Tribunal Superior de Cundinamarca.

Lo que si asombra es que un descalabro que viene desde el 2011 salga a relumbrar este lunes solo para dejar entre dicho al mando institucional e influenciar a un vertiginoso cambio de la cúpula de la Policía. Preciso, en un momento en el que Atehortua Duque ha logrado un acercamiento con sus policías, con el Nivel Ejecutivo y una reestructuración de la seguridad ciudadana sin tanto protagonismo.

 

Recomendamos esta nota relacionada: Tribunal Contencioso de Cundinamarca a punto de pronunciarse por caso de ‘Carrusel de los contratos en la Policía’

 

Para nadie es un secreto que existe un claro interés del general Jorge Luis Vargas Valencia, actual director de Seguridad Ciudadana, de ser el director de la Policía, que para que se surta su ascenso es necesario apartar al general Salamanca, quien es más antiguo. No podemos dejar de lado que el general Vargas viene de ser Inspector General, que tuvo en su escritorio estas investigaciones.

Vargas ha querido tomar impulso en una atropellada carrera por el poder, con el padrinazgo del cuestionado exvicepresidente Óscar Naranjo, a quienes analistas políticos señalan de estar a la sombra de este escándalo periodístico, por mantener el control de la institución.

Pero Vargas Valencia no tiene libre su camino, porque tiene un grueso palo en la rueda. Su ambición, está manchada por un escándalo internacional. En Ecuador pesa en su contra una investigación, de su posible participación en el secuestro en Bogotá, hace siete años,  del candidato presidencial Fernando Balda Flores.

En reciente entrevista con EL HOME NOTICIAS el político ecuatoriano aseguró que existen serios avances en la investigación, y que en los primeros meses del 2020 el general Vargas Valencia será llamado a responder por las acusaciones que hay en su contra.

 

Leer nota relacionada: ‘General Jorge Luis Vargas, usted debería tener vergüenza de lo que hizo y responder ante la justicia’: Fernando Balda

 

Además, existen denuncias y serios cuestionamientos por el posible mal manejo de los gastos reservados de la Policía.

Escándalos de gran talante como los que permearon a los anteriores directores no se vieron venir desde hace un año. Sin embargo,  se explota un hecho positivo para volverlo negativo, que un general decidió ponerle la cara a la corrupción y que este sea el motivo para quitarlo del camino, hasta de cambiar a la cúpula.

Por salud mental de una respetada institución el alto Gobierno debería ponerle la lupa y mirar cuál es el verdadero mal que está ensombreciendo el normal desarrollo de la Policía. No puede primar la ambición particular por encima del bien nacional.

 

Recomendamos nota relacionada: Nuevo escándalo que compromete a director de Seguridad Ciudadana de la Policía de Colombia

Redacción Justicia

elhomenoticias@gmail.com

 

Síguenos en Twitter en @elhomenoticias

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

1 Comment

  1. ancisar Lagos dice:

    que tanta credibilidad tiene este medio de comunicación, primera vez que lo escucho mencionar.. se nota muy ficticio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *