Mario Mendoza y Keko Olano.
El escritor Mario Mendoza y Keko Olano, con la versión gráfica de la obra ‘Satanás’, estarán en un conversatorio en Plaza Central de Bogotá
12 julio, 2019
Jesús Santrich.
‘No se descarta que Jesús Santrich haya viajado a Cuba’
14 julio, 2019

Improvisación y degradación de la Mujer Policía en Colombia

Convocatoria para personal femenino como auxiliares de Policía.

Con este aviso se hizo la convocatoria de personal femenino como Auxiliares Bachilleres para la Policía Metropolitana de Bogotá, una estrategia para afrontar los altos índices de inseguridad que presenta la Capital.

Improvisación y degradación de la Mujer Policía en Colombia

 

En este país pasan muchas cosas con la Fuerza Pública, pero lo que se está viendo venir en medio de la controversia por la aplicación de un proceso Paz, es de Replay, es de no creer.  

 Jorge Iván Mina Lasso.

Por Jorge Ivan Mina Lasso

Estratega en seguridad. Abogado Especialista en Derecho Penal y Criminología.

Derecho administrativo.

 

 

Sábado, 13 de julio del 2019

 

 Ahora, estamos viendo un despliegue publicitario de la convocatoria que se hace para incorporar mujeres Auxiliares de Policía.

Este nuevo aviso, no sabemos si es un chiste del mal gusto, o es el colmo de un nivel de improvisación en el que está cayendo un mando que aún no encuentra un norte para orientar el servicio de Policía para los colombianos.

La Dirección de la Policía, empezando por el Comando de la Metropolitana de Bogotá, pretende ahora incorporar a sus filas cómo auxiliares bachilleres a personal femenino, idea que no cala en una sociedad que busca alternativas laborales y de superación profesional de la mujer colombiana.

Pareciera ser un ejercicio de economía y no de seguridad ciudadana. Si se pretende cambiar patrulleras por auxiliares, es muy grave.

Es que no se alcanza a comprender cuál podría ser el martirio que vivirán estas ingenuas damas, en una posición de la que no se van a escapar del acoso laboral y sexual en el que han caído mujeres en todos los grados, desde patrulleras hasta oficiales subalternas y oficiales superiores.

 

 

El clima organizacional en la Policía ha tenido un impacto fuerte con las continuas denuncias de acoso, persecución y abuso de poder.

Son muchos los casos que han terminado hasta en el suicidio de patrulleras, pero es más bochornoso lo que pasa cuando se denuncia hasta de presuntos abusos sexuales de un superior sobre una oficial subalterna, como el escándalo del año pasado en el departamento del César.  Difícil de olvidar, en donde tuvo que intervenir hasta la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, para que la Procuraduría asumiera el poder preferente de la investigación ante la llamada política del ‘tapen y tapen’.

Hoy, ocho meses después de ocurridos los hechos,  no se conoce aún el resultado de este proceso, que por cierto, supimos que terminaron premiando al comandante del Departamento metido en el escándalo, lo nombraron como comandante de otra región, del oriente del país. Es decir, todavía no hay responsables, mientras la mujer Policía sigue exponiéndose en su propio interior a ese abuso de poder.

Pero,  para no distraernos, seguimos en la reflexión de la posible llegada de las nuevas Auxiliares de Policía, que hay que decirlo: quedarían expuestas a la ‘boca de un león’ y sumado a esto, a la inclemencia de la inseguridad en la ciudad, Bogotá reporta uno de los mayores índices de criminalidad.

El tema de seguridad en la ciudad es demasiado grave, en donde hay pánico ciudadano para salir de noche y ni de qué hablar del terror que siguen imponiendo las llamadas bandas ‘rompe vidrios’, que están a la cacería en las esquinas, en los semáforos, o en medio de los eternos trancones de Bogotá.

“Ahora, ante tan imperioso riesgo, vale la pena preguntar ¿Cuál sería la inversión que se debe hacer para adecuar los escenarios de capacitación que estén acorde con la dignidad de las nuevas mujeres policías?”

Se podría decir que sale más caro el remedio que la enfermedad, cambiar patrulleras por auxiliares bachilleres.  Es un tema en el que también se improvisa lo presupuestal, si se tiene en cuenta que dicho juego económico  podría exponer a la Institución a más quejas y demandas, tal como han quedado en evidencia en su interior los lunares ya expuestos por los medios de comunicación, los mismos que la Institución pretende tapar cuando se informa la verdad o la realidad de lamentables sucesos que siguen ocurriendo en la Policía de los colombianos, que esperamos mejore respecto a la dignidad humana de esas mujeres que portan el uniforme verde oliva.

Por último, los colombianos siguen a la espera de resultados del Gobierno del presidente Iván Duque, frente a la crisis nacional, pero lo que no puede surgir es la improvisación por el lado de la Policía, que pretende ahora fortalecer con auxiliares femeninas la seguridad ciudadana.

 

“En este esperpento, las nuevas auxiliares terminarían cargando el canasto o contestando el teléfono a las esposas de los superiores, porque no las veo como una alternativa de la cuestionada seguridad en las ciudades de Colombia”.

 

Lo que estamos haciendo es un llamado a la cordura, para no llegar a lamentables niveles de improvisación con medidas impopulares. En momentos de crisis institucional en la que aún existen secuelas del daño inmenso que hizo el General de la ‘Comunidad del anillo’ y del Inspector numerólogo o de un exdirector tibio como Jorge Hernando Nieto, que lo que hizo solo le alcanzó para escudarse ahora en un cargo diplomático y de un Director actual que aún no despega.

La estrategia, es mi recomendación personal, debe estar ahora dirigida a solucionar el eterno y grave problema de los ascensos de las patrulleras y ejercer un mayor control en Talento Humano, sobre el ahora denunciado por un importante medio de comunicación del llamado ‘Carrusel de los ascensos’.

Jorge Iván Mina Lasso

Columnista invitado del HOME NOTICIAS

saladeredaccion@elhomenoticias.com

 


Síguenos en Twitter en @elhomenoticias

 

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *