Mujer trans
Patrullera trans, destituida de la Policía, se ganó otra tutela por su cirugía de reasignación de sexo
13 noviembre, 2021
Alex Nain Saab Morán, señalado testaferro de Nicolás Maduro
Álex Saab dijo que no va a colaborar con los Estados Unidos y se declaró inocente
15 noviembre, 2021

Las argucias de la Policía para no cumplir el reintegro del Mayor que denunció el ‘Carrusel de contratos’

William Orlando Moreno Bernal

La Policía interpuso una tutela ante el Consejo de Estado, para impedir el reintegro del mayor (r) William Orlando Moreno Bernal, que ordenó el Tribunal de Cundinamarca.

Las argucias de la Policía para no cumplir el reintegro del Mayor que denunció el ‘Carrusel de contratos’

En segunda instancia el Tribunal de Cundinamarca dijo que hubo desviación de poder, que el oficial fue perseguido por decir la verdad,  que había corrupción al interior de la Policía. No obstante, la Secretaría General interpone una tutela, para no cumplir la orden de reintegro del oficial, con argumentos que sorprenden.

Unidad de Justicia

Domingo, 14 de noviembre del 2021

Sigue la batalla jurídica del oficial que por cumplir con su deber, de decir la verdad, en funciones inherentes al cargo que tenía como inspector de obras, terminó siendo perseguido y llamado a calificar servicio  por decisión de los mismos a quién él puso en evidencia.

En otro capítulo, el protagonista sigue siendo el mayor (r) William Orlando Moreno Bernal a quien el 5 de agosto del 2021 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca ratificó la decisión de la Juez 12 Administrativo del Circuito de Bogotá, que ordenó se le reintegrase y ser llamado a curso de ascenso.

Se trata del uniformado, un arquitecto de profesión,  quien pasó varios informes, con los que mostró más de 120 irregularidades, con las que quedó al descubierto que al interior de la Policía hay un ‘Carrusel de Contratos’, entre cuyos casos está el de las fallidas casas fiscales del  CENOP, en San Luis Tolima, y el gigante ‘elefante blanco’, que favoreció al contratista Julio Gómez, denominada la ‘Clínica Valentina AOS’, al norte de Bogotá, de la que solo existen los cimientos.

De hecho, hasta el exdirector de la Policía, general Óscar Atehortúa, fue llamado a dar explicaciones ante la Procuraduría por las irregularidades que denunció a tiempo el mayor Moreno Bernal.

El despacho judicial determinó que hubo una desviación de poder, que quedó demostrado que a Moreno Bernal no se le tuvo en cuenta para su ascenso y sacado de la Policía “obedeciendo a móviles contrarios a la Constitución y la Ley”, que se usaron dudosas figuras jurídicas para expulsarlo de las filas.

Además, se estableció que al menos tres Generales a quien Moreno les rindió los informes, alertando que las casas que se construían en el Tolima no cumplían con los requisitos legales, hicieron parte de la llamada “Junta” que recomendó que fuese llamado a calificar servicio.

“El análisis probatorio encontró consistentes los testimonios recaudados, según los cuales, el actuar legítimo del demandante generó molestias en sus superiores”, se lee en la sentencia. Es importante precisar, que los testigos son policías activos.

Además, estipula el despacho, que es una obligación de los policías de prevenir a sus superiores de irregularidades o actos de corrupción, y que el buen comportamiento debe ser garantía de permanencia en la institución. No como en este caso, que se hizo todo lo contrario, que fue motivo para sanciones y desmejoramiento de la condición laboral del mayor Moreno.

Explica, que el oficial –antes de ser sacado de la Policía– fue quitado de su cargo de arquitecto en el Fondo Rotatorio para que fuese a cumplir labores de vigilancia, entre tanto a los involucrados en las irregularidades se les protegió y fueron ascendidos a altos cargos en la línea de mando de la institución.

La sentencia del Tribunal Administrativo de Cundinamarca fue clara y precisa: “ordenó el reintegro del actor (mayor Moreno) al cargo que venía desempeñando sin solución de continuidad”, además, obligó a la institución a pagar los sueldos que dejó de recibir desde el día de su retiro a la fecha.

Sin embargo, la Secretaría General de la Policía interpuso una Acción de Tutela, la que fue admitida el pasado 7 de octubre por el Consejo de Estado, en la que la institución pone entre dicho a los funcionarios de los dos despachos judiciales, a la Juez 12 Administrativa de Bogotá y a los tres magistrados que ordenaron el reintegro inmediato del mayor Moreno Bernal.

El argumento de la Policía es que se le violaron sus derechos fundamentales a la igualdad y al debido proceso. Además, se insinúa que se cometieron “irregularidades por acción u omisión”, y se habla de una “vía de hecho al momento de proferir las sentencias”.

Llama la atención que en este recurso no figura ningún oficial de alto rango, que quien firma el contenido de la 61 páginas de la tutela, que sugiere supuesta mala intención de cuatro togados ante sus decisiones, es un subteniente, obrando en calidad de apoderado de la Policía Nacional.

Lo otro, es que se dice que la Policía no tuvo las mismas oportunidades de defensa, cuando se sabe que en la Secretaría General de la Institución actúan unos 150 abogados, que incluye a los de prestaciones sociales y defensa nacional, quienes tuvieron todo el tiempo para demostrar que los hoy investigados en el llamado ‘Carrusel de los contratos’ no tuvieron nada que ver con el presunto acoso laboral y demérito del oficial.

“Se le señalaba de corrupto, siendo que era el que denunciaba las irregularidades y hasta el Director de la Policía de la época  salió a decir a los medios de comunicación que el retiro de varios oficiales (incluido el mayor Moreno) obedecía a una depuración de funcionarios corruptos”, dijo en su alegato el abogado del caso.

También se lee en los documentos, que se surtieron todas las etapas con sus términos hasta llegar a la decisión que ordena el regreso a sus funciones del oficial. Además, en la tutela no se describen los hechos que originan la supuesta vulneración de derechos contra la Policía, que solo se argumentó en ella que estos ya habían sido expuestos en el transcurso del proceso.

Según el abogado de la defensa, José Yesid Moreno, la Policía “pretende generar confusión”, al Consejo de Estado, cuando apoya su tutela en argumentos como que la Junta de Generales no actuó de mala fe, porque “el llamamiento a calificar servicio no requiere motivación”.

“Inclusive, argumenta que el juez natural de primera y segunda instancia han hecho exigencias sobre motivación de dicho acto administrativo, lo que a la luz de las pruebas es falso totalmente”, manifestó ante el alto tribunal el abogado Moreno.

El jurista calificó la acción de la Policía, para incumplir los fallos de primera y segunda instancia, como “estrategias fraudulentas”,  porque se aseguran cosas que la Juez 12 Administrativa nunca manifestó en su decisión, y precisa que lo que se busca por parte de la Secretaría General a través de la tutela es lograr una tercera instancia, siendo que existe el recurso extraordinario de revisión.

“Se dice que la sentencia ordena el ascenso del oficial, nada más falto a la verdad procesal, porque solo se ordena que se le llame a concurso de ascenso para el grado de teniente coronel que es una situación totalmente distinta a la planteada por la Policía”, indicó Moreno, quien insistió en que en ningún momento se ha impuesto la obligación de ascender al oficial, solo que sea reintegrado y que de paso se le respeten sus derechos constitucionales.

Por último, la defensa del mayor Moreno solicita al Consejo de Estado que ordene investigar y “castigar desde el punto de vista penal y disciplinario” al protagonista de la acción de tutela, por los señalamientos tendenciosos y de pretender hacer incurrir en error a la justicia.

“No se puede dejar que se pase por alto las acusaciones que hace el subteniente apoderado de la Policía, que la juez de primera instancia y los magistrados del Tribunal Administrativo de Cundinamarca <<hilaron muy delgado>>, aparte de tendenciosa es falsa tal insinuación”, concluyó el apoderado del mayor Moreno Bernal.

Redacción Unidad de Justicia

 Contáctenos al correo: elhomenoticias@gmail.com

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

en nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

también en Instagram @elhomenoticias

Confirmado: Tribunal  de Cundinamarca ordena reintegro de oficial que fue sacado de la Policía por informar anomalías, un ‘Carrusel de los contratos’

La Procuraduría ya sabía del ‘Carrusel de los contratos en la Policía’, entonces ¿Por qué no había actuado?

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general El Home Noticias.

1 Comment

  1. MIGUEL ANDRES HURTADO ZUAZA dice:

    No es la primera vez que la Policía Nacional recurre a este tipo de «estrategias» jurídicas, buscando en el Honorable Concejo de Estado Una Tercera Instancia, y de hecho, en varias oportunidades ha logrado por vía de tutela ante dicha corporación, resultados jurídicos a favor de la Policía Nacional, frente a procesos judiciales en los que no pudieron lograr resultados positivos en el curso de un proceso contencioso administrativo, que se tramitó por los jueces naturales agotando todas las etapas procesales, hasta terminar en una sentencia adversa para la institución.
    La Policía Nacional ha logrado convertir este método (LA TUTELA) ante el Honorable Consejo de Estado en una tercera instancia a su favor. Hay que destacar, que el hecho es tan grave y de tanta relevancia jurídica nacional, que solo este tipo de acciones opera con especial diligencia cuando se trata de instituciones, porque la práctica ha demostrado que al ciudadano del común no le se le conceden las mismas prerrogativas.
    Como todo ciudadano de bien espero que al final de este debate jurídico brille la justicia y se atiendan las precisas razones del demandante; que se respeten las decisiones que juiciosamente emitieron los jueces de conocimiento, ante quienes se pudo demostrar que el señor Mayor William Orlando Moreno Bernal, fue retirado de la Policía Nacional, haciendo uso de la figura jurídica de «Llamamiento a calificar servicios», pero con absoluta desviación de poder, porque como se demostró, su retiro obedeció a una retaliación por haber denunciado hechos de corrupción institucional que expusieron públicamente a sus superiores, desde el mas alto nivel de la cadena de mando de la Policía Nacional.
    Este tipo de actuaciones judiciales, contrario a demostrar pulcritud y rectitud, afectan gravemente la credibilidad y prestigio de una de las instituciones más nobles y abnegadas de nuestra patria La Policía Nacional de todos los colombianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *