El Ejército lanza volantes desde un helicóptero para prevenir el reclutamiento de menores
24 mayo, 2020
Tenis.
Director de “Roland Garros”: esperamos que el torneo se celebre en presencia de espectadores
24 mayo, 2020

Cierre de la Clínica de la Policía en Tunja por contagio del coronavirus, campanazo de alerta. Por: Daniel Santos Carrillo, abogado constitucionalista

Clinica de la Policía de Tunja.1

El primer panorama, ya de público conocimiento, se dio en la Policía Metropolitana de Tunja, en la Unidad Prestadora de Salud para la Policía Nacional (UPRES TUNJA).

Cierre de la Clínica de la Policía en Tunja por contagio del coronavirus, campanazo de alerta

 

Se conocen casos de contagio con COVID-19 en la Clínica Regional del Caribe, de personal de urgencias afectados, sin que exista una oportuna intervención de las autoridades sanitarias.

 

 

OPINIÓN

Domingo, 24 de mayo del 2020.

Daniel Santos Carrillo.

El Presidente Iván Duque Márquez; el ministro de Salud, Fernando Ruiz y el Director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortua,  ya están notificados de la obligada intervención, para que desde la Dirección de Sanidad se asuma una responsabilidad coherente con respecto a la ‘urgencia manifiesta’ declarada por la señora general Juliette Kure Parra, a través de la Resolución 090 del 17 de marzo, para la adquisición de insumos, elementos de protección personal, equipos, prestación de servicios de salud, adición de contratos necesarios para afrontar la pandemia COVID-19.

Esto principalmente desde el cuerpo de oficiales subalternos y superiores, tales como directores del Hospital Central, las Regionales de Aseguramiento en Salud (8 unidades), Unidades Prestadoras de Salud Tipo A (8 unidades entre ellas la del Atlántico) y Tipo B (26 unidades  la de Tunja incluida).

 

 

Es así como se denominan los establecimientos hospitalarios y clínicos en la Policía, para que no vayan a terminar en  omisiones  ante un foco pandémico.

Ya hubo una alerta con lo sucedido en Boyacá y en el Atlántico, en sus respectivas clínicas de la Policía. Con un inminente riesgo exponencial  que se ha podido evitar.

 

En la Fuerza Pública, especialmente en la Policía Nacional, en cuya institución se encuentra la mayor responsabilidad  del cumplimiento misional constitucional de protección de la vida honra y bienes de todos los colombianos, de ahí el permanente peligro de contagio.

 

 Es que no podían estar exentos sus propios hospitales y clínicas en los diferentes niveles de complejidad que tienen ante sus usuarios, policías activos, policías pensionados y beneficiarios (sus familias), en una población no inferior a 639.200 personas.

Es importante precisar que estos establecimientos de Sanidad Policial, administración hospitalaria en cada región  reposa en un cuerpo policial, algunos formados en la ciencia de la salud. Sí, todos preparados en la administración policial, por lo que se entenderían las omisiones en un exigente y responsable papel de adopción y estricto cumplimiento a protocolos y guías sanitarias para la contención del COVID-19. Pero claro está, sin excluirse jamás de las consecuencias por contagios y muertes evitables, desde serías e imparciales investigaciones, tanto en el ámbito disciplinario, como penal y fiscal.

Entremos en contexto.  El primer panorama, ya de público conocimiento, se dio en la Policía Metropolitana de Tunja, en la Unidad Prestadora de Salud para la Policía Nacional (UPRES TUNJA), bajo dirección del capitán Néstor Roger Puerto Velásquez), en el que el Secretario de Salud de Boyacá, doctor Jairo Santoyo, dispuso el cierre inmediato de este establecimiento por detectarse un foco de contagio en trabajadores de la salud.

Trascendió en redes sociales, algo que se estaría investigando,  que se habría celebrado en ese lugar el ‘Día de la Enfermera’, sin las medidas de protección. Se dice que existen  llamados de atención al Director de la Clínica, por sendas omisiones que podrían derivar en graves consecuencias.

Clínica Regional Caribe de la Policía.

Clínica Regional Caribe de la Policía.

El segundo panorama, bastante grave por cierto, en el que tampoco sé adoptaron medidas para protección de una población de alrededor 35.000 usuarios,  en la Policía Metropolitana de Barranquilla, exactamente en la Unidad Prestadora de Salud  UPRES ATLANTICO o Clínica Regional Caribe de la Policía. Aquí la Unidad de Urgencias se convirtió en foco de contagios, afectando a trabajadores de la salud y hay un número sospechoso de otro personal que está expectante a los resultados de pruebas. Lo grave es que se continuó con la funcionalidad del establecimiento, con el consabido riesgo exponencial de sus usuarios.

Precisemos que este establecimiento de Sanidad Policial está a cargo del capitán Jhon Maldonado Devia y la  señora capitán Paola Rodríguez.

Tenemos estos dos panoramas para hacer rigurosas consideraciones,  pero como llamado no al Ministerio de Defensa Nacional, sí al Ministerio de Salud, a la Superintendencia de Salud, Secretarias Departamentales, Distritales y municipales que se actúe con premura.

 Es necesario un cierre parcial o total de la Clínica Regional Caribe de la Policía. Esto qué significa,  que no podrá recibir nuevos pacientes y los que actualmente se encuentran en tratamiento continuarán recibiendo su atención. El cierre de la clínica permitirá revisar con detalle los errores que se vienen presentando, y brindar todas las garantías de cuidado y protección, tanto a su personal interno como a los usuarios.

Todo conlleva a que se realice el  tamizaje a todo el personal de la salud y a la población presente, al igual que un proceso de desinfección general del lugar, como se ha procedido en otros establecimientos.

La población de usuarios y opinión pública en general tienen derecho a conocer las medidas que se adopten. La Policía Nacional y el Ministerio de Salud tienen el deber y la obligación de informar.

Quedamos en el Atlántico, a disposición de las autoridades sanitarias, de la doctora Alma Solano, Secretaria de Salud; la señora Gobernadora, Elsa Noguera, el capitán Jhon Maldonado Devia, Jefe Regional de Aseguramiento en Salud y los señores Generales Mariano Botero Coy y Ricardo Alarcón Campos, Comandante Regional y Metropolitana de Barranquilla de la Policía.

Columnista invitado por el HOME NOTICIAS

Daniel Santos Carrillo

Abogado constitucionalista y administrativista

Escríbenos al correo: elhomenoticias@gmail.com

 

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

6 Comments

  1. Isaias reyes dice:

    No solo se presenta esta situación, en los establecimientos q ha nombrado el señor abogado, mientras se siga nombrando Directores de los centros hospitalarios por afinidad con el director de la policia, como es el caso Hospital central de la policia Director Cr Domingo LOPEZ Dales Ingeniero Agrónomo y admon de empresas, no es médico? Q esperamos?

  2. Rafael Morillo dice:

    Agradecería de parte de los veedores la atención supervisión y control para la buena atención a los compañeros contagiando

  3. Caleb Mosquera dice:

    Tremendo, es triste conocer este tipo de noticias. Como es posible que no se le de la importancia a esta situación y no se tomen las medidas pertinentes. Por favor, se trata de salud del personal.

  4. Carlos Arturo Alonso Galindo dice:

    Pues siempre vamos atener una desatención mientras se continúe con la misma infraestructura en el sistema de sanidad de las fuerzas militares y de policía, porque se violan todas las clases de controles tanto administrativos financieros y jurídicos y predomina el atención fir para la asistencia médica y los grados en las enfermedades .además el sistema se encuentra desfinanciado por falta de disciplina en el gasto tenemos ,el 48 por ciento de intermediación en la contratación, no producimos salud sino contratos para prestación del servicio y desperdiciamos la infraestructura que tenemos las fuentes de financiamiento no si suficientes.

  5. José Ramirez cerpa dice:

    Daniel vemos que no hay medidas para nuestro personal que están en la primera línea de contagio con este mortal virus que es símbolo de muerte no tienes los medios de proteccion, por saque de los directores de las clínicas que solo les importa es llenarse los bolsillos de ellos,no hay garantías de BIO seguridad para nuestros policías.

  6. Luis serrano dice:

    Bastante preocupante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *