CORONAVIRUS
Casos positivos de coronavirus en el mundo superan los 94 millones
17 enero, 2021
Violencia intrafamiliar.
Lo envían a la cárcel por maltratar a su propia madre y amenazarla de muerte con un arma blanca  
18 enero, 2021

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía: un ajedrecista, no con ‘jaque mate’ sino con el ‘divide y reinarás’: columna de opinión del abogado Daniel Santos Carrillo, constitucionalista

Jorge Luis Vargas Valencia.

General Jorge Luis Vargas Valencia, actual director de la Policía, fue nombrado en el cargo en medio de serios señalamientos desde la justicia ecuatoriana por un caso de secuestro.

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía: un ajedrecista, no con ‘jaque mate’ sino con el ‘divide y reinarás’

¿A quién le están haciendo el favor en la Policía Nacional de Colombia? ¿A la generalidad de colombianos y habitantes de la Patria? ¡Creemos que no!

 

OPINIÓN

Domingo, 17 de enero del 2021

 

 

Daniel Santos Carrillo.

Lo indiscutible es que hubo un desatino del presidente Iván Duque Márquez y del ministro Carlos Holmes Trujillo García en la designación del mayor general Jorge Luis Vargas Valencia, como Director General de la Policía Nacional.

El mandatario de los colombianos tuvo el suficiente tiempo para pensarlo, luego de posesionarse el 7 de agosto del 2018, desde cuando pasaron días y noches, período de sobra para determinar quién sería el nuevo Director General.

Muchos desde entonces lanzaron a la promoción, como sólidos candidatos, a los Generales William René Salamanca Ramírez y al propio Vargas Valencia. Inclusive, el primero fue en un Twitter público, en el que el senador Armando Benedetti Villaneda, lo postuló como el nuevo director.

En ese momento tanto el uno como el otro no gozaban de la total confianza de Duque. Se decía que tampoco del expresidente y entonces senador, Álvaro Uribe Vélez.

Es cuando, contra todo pronóstico, se definió por el saliente general Óscar Atehortúa Duque, quien para ese entonces, el 17 de diciembre del 2018,  no había desempeñado ningún cargo que le diera el ímpetu suficiente como para ser el Director General, porque fue un alto oficial de bajo perfil.

Desde luego que la antigüedad y sus calidades académicas, intelectuales, morales y familiares, le dieron un alto precio, que no se puede menospreciar.

Conclusión, hay que decirlo, no fue para nada un desatino tal decisión, se trató de un acierto en medio de la tormenta que rodeaba la institución policial. Lo que hoy día contrasta con la nueva designación,  desestimada en el pasado reciente. La confianza que no existía al oficial de un momento a otro pareció existir.

Hago un paréntesis, que la libertad de opinión y de expresión que nos ofrece el artículo 20  como Derecho Fundamental contenido en la Carta Magna, el profesionalismo maduro y excluido de la parcialidad, sin sesgos, con patriotismo, coraje y una valentía que hay en contados periodistas de trascendencia nacional, eso sí sin despuntar hechos en que se presume conductas criminales descritas en el Código Penal, nos dan la oportunidad de hablar, escribiendo y escudriñando para advertir que poco cambiará  la institución policial frente a la designación que recientemente hizo el Presidente de la República.

No ha sido para nada sano la asignación de Director al general Jorge Luis Vargas Valencia, sin escapar del yerro, del séquito de Generales.

No han terminado las disputas internas en la aludida institución. En cambio en este escenario con la repentina e incierta promoción el Ejecutivo envió un mensaje contundente, un llamado al uso del buen retiro a los generales Óscar Atehortua Duque y William René Salamanca Ramírez.

Con Vargas como Director para nada se terminarán las deficiencias estructurales de la carrera del Nivel Ejecutivo, las decisiones administrativas deshonestas, el gerenciamiento deficiente del talento humano que representan no menos de 159.247 policías y personal no uniformado. También hay que incluir la corrupción criminal policial que ha tenido impacto hacia la sociedad a través de los principales canales de noticias. La permeabilidad del tráfico de influencias y la permanente cultura de  no poner la cara a los medios de comunicación cuando aparecen los agravios al servicio policial. Solo seguiremos viendo esas salidas triunfantes en chéveres entrevistas, muy concertadas, que facilitan la otra cultura, la del ‘tapen y tapen’.

Nos estaríamos engañando si decimos que ya no hay divisiones en la institución, sobre todo cuando se ven los extremos, de generales que tienen sus propias ‘barras’, desde la cúpula hasta los Auxiliares.

 

Con el nombramiento de Vargas Valencia no se hizo la cirugía exitosa de las ‘células cancerígenas’ y no se quiere reconocer de manera alguna,  que no hubo al menos las terapias de ‘radio’ y ‘quimio’ que en algo prolongarían la existencia institucional. La Policía quedó en una ‘Unidad de Cuidados Intensivos’.

 

Si no se desploma esta institución centenaria, con  129 años de erigida, en el actual Gobierno, le esperará el  resurgir con un nuevo mandato nacional o desmoronarse con un proyecto de ley presentado por los partidos políticos Alianza Verde, Polo Democrático y Lista de la Decencia, que la circunscribe al Ministerio del Interior.

Está a la vista otro proyecto de ley, implementando prácticamente una ‘nueva carrera’, que han mostrado como la panacea, la  que inventa no un grado sino una categoría ‘profesional de policía’.

Esta muy criticada proposición cuenta con el empuje y celebración del saliente Director, Atehortúa Duque, y del potencial precandidato presidencial, Trujillo García.  Sin que dejemos de advertir que solo quedaría la razón social: Policía Nacional.

Sabemos que sí se necesita una reforma, pero que esté totalmente alejada de animadversión y sesgos ideológicos, de ‘cantos de sirena’ y de ‘malos chistes’. Se requiere que esta abarque todos los ámbitos normativos y la integralidad de sus servidores, no solo a los patrulleros, también a los Generales.

Tenemos que decirlo, aunque se nos caiga la cara por esa vergüenza ajena, que desde el alto Gobierno se están tirando a la Policía, de paso desde el propio generalato, afectando al mismo país, porque esa seguridad que se nos garantiza en la Constitución en su artículo segundo e institucional en el 218 quedó en veremos con el nombramiento del general Vargas como Director, que de acuerdo a precedentes, obedeció a un favor ineludible.

 

Váyase a saber a quién se le ofreció este favor de tan alto costo, que para nada se les hizo a los que residimos en Colombia, a los extranjeros al de a pie, en bicicleta, en bus, en carro, en burro, en caballo, en chalupa, en canoa, en ferry, en lancha; tampoco a los de crucero; a los de avión… ¡Ojalá y al final nos equivoquemos! Que terminemos ganando todos, pero hasta ahora hemos iniciando perdiendo.

 

EL HOME NOTICIAS en una de sus acertadas publicaciones dejó en evidencia pública a las cabezas de la cúpula policial, cada una con sus propias manchas, que soportan los generales que nos representarán desde los tres cargos más importantes en la Policía.

Son manchas equiparables, en alguna medida, a la que todavía soporta el general Atehortúa Duque, sin duda alguna la que motivó su salida. Aunque Vargas Valencia tenga la suya sin poderla borrar, porque  es más oscura y visible, por la gravedad de las acusaciones.  Amparados en la Ley podríamos decir que respetamos la presunción de inocencia.

No sé por qué se tiene que asumir el riesgo de esperar hasta caer en el deshonor, como el  de la destitución e inhabilidad como la que la Procuraduría le acaba de enrostrar al general  retirado Rodolfo Bautista Palomino López. Es otro exdirector que por sus cuestionados actos desmoronó a la Policía Nacional, aunque algunos de sus compañeros, otros Generales, tanto en actividad como retirados, dándoselas de ciegos y sordos,  le sigan brindando subordinación y elogios.

La Policía Nacional de Colombia ha tenido momentos de gloria, solo queda clamar que Dios y Patria pronto volvamos a tenerlos.

 

Columnista invitado por el HOME NOTICIAS

Daniel Santos Carrillo

Abogado constitucionalista y administrativista

Contáctanos al correo: elhomenoticias@gmail.com

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

Presidente nombra nueva cúpula de la Policía, los tres primeros tienen denuncias e investigaciones penales y disciplinarias

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

5 Comments

  1. Rubén Darío Rozo dice:

    Excelente columna Dr. Santos, infortunadamente el ejecutivo se equivoca nombrando un general tan cuestionado, investigado por conductas punibles gravísimas. Que poco amor por nuestra institución se demuestra con este desatino.

  2. jair niebles dice:

    Dr Daniel, estoy de acuerdo con usted. comenzamos el año mal con este señor. no se que le esta pasando al presidente duque, esta selección fue de dedo.. porque este señor, no tiene ese perfil de director. Dios cuide a la institución porque se vienen años difíciles con la izquierda…estamos como la novela de Gabriel, crónica de una muerte anunciada.

  3. La espada afilada. dice:

    Excelente Radiografía de una realidad institucional que hoy en día es producto de lamentables decisiones administrativas que en lugar de blindar, expusieron la incapacidad de una reorientación en la filosofía de seguridad de nuestro país.

    La decisión tomada por el presidente Duque con el nombramiento de Vargas es sencillamente más de lo mismo y que cualquier posibilidad de cambio favorable de rumbo en cuanto a la estabilización administrativa de la Policía Nacional ha sido anulada.

  4. Excelente análisis sobre la situación institucional, estamos de acuerdo en solo ha sido un leve paliativo, que existe un norte fijado y mucho menos un plan de intervención de la Policía Nacional de los Colombianos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *