El desempeño de los equipos colombianos fue flojo, debido a que no se han ubicado en los lugares de clasificación en la Copa a excepción de Nacional que es primero en su grupo.
Balance de los equipos colombianos en la Copa Libertadores
29 abril, 2021
Economicas
Los efectos positivos en la economía internacional de la inmunidad de rebaño en países desarrollados
30 abril, 2021

En Colombia hay que cerrarle el paso a los vándalos o terroristas: columna de opinión del abogado Jorge Iván Mina

Vandalismo.

Las protestas en Colombia terminaron convertidas en actos vandálicos que están siendo atribuidas a sectores urbanos del terrorismo.

En Colombia hay que cerrarle el paso a los vándalos o terroristas

Lo que estamos viviendo en nuestro país nos duele a todos los colombianos de bien, sobre todo a aquellos que aún tenemos la esperanza de construir una mejor Nación.

 

OPINIÓN

Jueves, 29 de abril del 2021

 

Jorge Iván Mina Lasso.Por: Jorge Iván Mina Lasso

Consultor Seguridad Nacional,

Abogado Especializado en Penal y Administrativo

 

No se puede confundir el rechazo con el vandalismo o el terrorismo, mucho menos que el inconformismo o protesta se lleven a las vías de hecho con base en una inadecuada reforma tributaria en plena pandemia y que estas se realicen en medio de un tercer pico de contagios.

Es más, resulta despreciable ver que algunos sectores de izquierda quieren aprovechar la indignación nacional por la equivocada presentación que hizo el Gobierno a una reforma tributaria para atizar los odios, con marchas filtradas por desadaptados violentos que están destruyendo el transporte público, bienes privados, y hasta el asalto de grandes superficies de mercados y sucursales bancarias en ciudades como Cali , Pereira, Manizales , Medellín y Bogotá, entre otras.

No es para nada entendible cómo en los desmanes del miércoles 28 de abril, se atacasen de manera criminal  las instalaciones de medios de comunicación como Semana y RCN Televisión; hasta las instalaciones de Sanidad Policial.

Lo que hemos visto es un mal mensaje y tiene un toque perverso dictatorial de los autores intelectuales que manipulan y están detrás de estos vándalos.

Como representante activo de las negritudes en Colombia, y de la Reserva, quiero enviarle un mensaje a todos los sectores comunitarios del territorio nacional, de que nos unamos en contra de los que quieren destruir el país, de  cerrarle espacio a los vándalos y ayudar a identificar esos desadaptados. Es que lo que hacen no merece otro calificativo,  que están actuando como criminales en las calles, y entregarlos a las autoridades y que ejemplarmente reciban el peso de la justicia.

Tenemos que ser más solidarios con nuestras instituciones legítimamente constituidas como la Policía, el Ejército y la Fiscalía. No podemos permitir que ‘los revoltosos’ actúen como bandidos sueltos en las calles de nuestras ciudades atentando contra la integridad de la autoridad uniformada y los bienes privados y públicos que con tanto esfuerzo se han edificado en nuestro país.

Es cierto: el gobierno se equivocó al presentar en plena pandemia una reforma tributaria que afecta el bolsillo de las clases menos favorecidas y hasta de los colombianos, más aún a los que con tanto esfuerzo han intentado construir empresa.

Hay que analizar con lupa lo que está sucediendo, que jugaron con la opinión pública filtrando apartes de lo que ya está en curso en el Congreso de la República. Lo cierto es que ya se sabe que esta reforma tributaria  no tiene respaldo político. Pero no, vemos el surgimiento de los populistas  y oportunistas opositores, que tergiversan la verdad,  para convertir este fallido proyecto en ‘un caballo de batalla’ para enardecer los odios populares.

No estamos de acuerdo con la filtración de las marchas por los violentos y terroristas, de la misma manera en nuestro equilibrio exigimos respeto a la legítima protesta.

El fallo del Tribunal de Cundinamarca no sólo fue inoportuno sino desatinado al intentar prohibir la legítima protesta de sectores sindicalizados y en especial la libre movilización ciudadana en un país donde la clase trabajadora reclama equidad y justicia social.

Hay ausencia de liderazgo en nuestra querida Patria y es por ello que los colombianos de bien tenemos que unirnos ahora más que nunca en defensa de la democracia sin violencia, uniendo filas y cerrando el paso a los criminales y desadaptados, vándalos que son manipulados emocionalmente por unos pocos apátridas.

Para terminar, considero que es necesario animar al sector productivo, comercio en general y entidades financieras para que denuncien a los alcaldes cómplices por omisión al no permitir que actúe la Fuerza Pública.

Millares de colombianos se preguntaban ayer que hacer en medio de la impotencia de la Fuerza pública, esto estando sitiados y frente a esos desestabilizadores.

Pues bien, es hora de que esos mandatarios, burgomaestres u alcaldes respondan por los daños y perjuicios causados a los bienes públicos y particulares, que después haya acciones de repetición a esos funcionarios  para que respondan con su propia pecunia frente a unos confusos ideales políticos. Lo que ha pasado no tiene justificación, pero cabe preguntar por qué ahora esos mandatarios no se pronuncian ni intervienen de una manera diáfana frente al pueblo que los eligió.

Jorge Iván Mina Lasso

Columnista invitado de EL HOME NOTICIAS

Contáctenos al correo: elhomenoticias@gmail.com

 

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

en nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

también en Instagram @elhomenoticias

 

‘El palo no está para cucharas’, cambio de uniformes de la Policía Nacional, pésima estrategia para la Seguridad Ciudadana, columna de opinión del abogado Jorge Iván Mina Lasso

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

1 Comment

  1. Alfredo Buitrago dice:

    La posición del ilustre colega y amigo Jorge Iván Mina Lado, es entendible desde el punto vista de su formación policial e inaudita desde el punto de vista de su formación profesional, pues aún confunde la doctrina policial de la represión a todo lo que huela a oposición son tener en cuenta la pleyade de derechos y garantías ciudadanas. Más no es de extrañar, pues el lavado de cerebro es fuerte, algo que la academia lucha con tesón para romper. El propósito de toda lucha es la reivindicación de lo conculcado, por eso la ciudadanía protesta y se alza contra el opresor así este de prevalga de armas y uniformes del propio Estado, ahí no hay ninguna reverencia, hay un ciudadano contra otro ciudadano y la razón de las ideas, de la lógica y de sensatez será triunfante a pesar de que ello tome tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *