La Lenovo Tab P11 Pro viene con un sistema operativo Android 10 listo para usar, pero la compañía luego prometió actualizar el dispositivo a Android 11.
Lenovo hizo su nueva presentación de la Tab p11 Pro 
13 febrero, 2021
Carlos Menem
Murió el expresidente de Argentina, Carlos Menen, quien venía desde diciembre hospitalizado
14 febrero, 2021

¿Podrá el general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía, ir más allá de ‘divide y reinarás’? Lo que le espera al nuevo Director de la Policía

En este columna de opinión el abogado constitucionalista, Daniel Santos Carrillo, expone cuáles son las fichas que deberá mover el nuevo director de la Policía, general Jorge Luis Vargas Valencia.

¿Podrá el general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía, ir más allá del ‘divide y reinarás’?

Le espera al general Jorge Luis Vargas Valencia el reto de recuperar la confianza de la ciudadanía en la Policía Nacional, la confianza de hombres y mujeres policías de poder materializar sus proyectos de vida laboral y familiar –con estabilidad, alejada del discrecional retiro, promoción en ascensos con apego a los tiempos mínimos, régimen salarial y prestacional bajo la comprensión de una profesión de alto riesgo–.

 

OPINIÓN

Segunda parte

Domingo, 14 de febrero del 2021

 

 

Daniel Santos Carrillo.

 Además, implementar los traslados concertados y no esos forzosos que calamita a la familia. Servicio de salud digno, alejado de la contratación corrupta y la existencia de verdaderos procesos de humanización para elevar la calidad del servicio.

Tendrá el alto oficial el desafío de posicionar la convivencia y seguridad ciudadana en el país, previniendo y anticipándose a las formas de crimen, a las conductas transgresoras de la convivencia pacífica.

El mayor reto del general Vargas Valencia será el de no salir de su cargo como los generales  Rodolfo Bautista Palomino López y Óscar Atehortúa Duque, los exdirectores de la Policía investigados por la Procuraduría General de la Nación, un hecho que empañó la imagen nacional e internacional de una de las consideradas mejores policías del mundo.

El más reciente episodio, el que estuvo como para alquilar balcón, cuando se trenzaron en un verdadero ‘choque de trenes’ los generales Óscar Atehortúa y William René Salamanca.

No percibieron que su rencilla, del orden institucional,  era humanamente superable. No comprendieron que los intereses de la Patria, de los colombianos en la misionalidad constitucional jamás serán inferior al sostenimiento de un  cargo.

 Quedó en evidencia la falta de discernimiento en los altos grados del estamento policial, de ahí las graves afectaciones que soporta el tejido humano, del cuerpo armado de naturaleza civil. Que va más allá,  trascendiendo en este escenario intereses de poder con chivos expiatorios, que seguramente aumentó el número de lectores del libro ‘El Arte de la Guerra’, del general Sun Tzu.

Imposible que no haya sido lectura del General Vargas Valencia en su paso por la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander (ECSAN), quien ha sido bastante vanagloriado por el general Óscar Atehortúa, como su sucesor, y en alguna medida por el General Salamanca Ramírez. Divide y vencerás o divide para reinar, que les alcanzó a Julio Cesar y a Napoleón.

No se puede desconocer que la Policía Nacional de Colombia en su misión constitucional ha tenido momentos de gloria en épocas del más agresivo narcoterrorismo, y los seguirá teniendo sin duda alguna.

En el pasado se dieron con los exdirectores, generales Miguel Antonio Gómez Padilla, el santandereano Rosso José Serrano Cadena y el bogotano Óscar Adolfo Naranjo Trujillo. También hubo momentos de crisis, de mala imagen por escándalos de corrupción, como aún se vive y se vivió con los generales Octavio Vargas Silva, Luis Ernesto Gilibert Vargas, José Roberto León Riaño, Rodolfo Bautista Palomino López, Jorge Hernando Nieto Rojas y Óscar Atehortúa Duque.

Mereciendo especial aparte, el triste y más reciente protagonismo del general Rodolfo Palomino, que luego de la destitución e inhabilidad que le impuso la Procuraduría también está próximo a afrontar decisiones judiciales, otros procesos disciplinarios, entre los que se encuentra la llamada ‘Comunidad del Anillo’. Este bochornoso episodio no ha cerrado su capítulo, como nos lo relató el jurista y escritor Jesús Rafael Vergara Padilla, en su obra que tituló de la misma manera.

Lo que viene para el malogrado general Palomino son  decisiones en despachos judiciales a favor de personal policial retirado, como determinador de evidentes violaciones al debido proceso y desvío de poder.

Es que desde la administración de  Palomino López se pretendió desdibujar el ejercicio profesional de distinguidos abogados, señalándolos de ser parte de  un supuesto “carrusel de reintegros”, del que se demostró en los tribunales que nunca existió.

Con estos señalamientos, propio de los sucios montajes, se afectó la honra, la imagen, el buen nombre e incluso la dignidad, de un grupo humano, entre los que podríamos mencionar al de la señora coronel (r)  Adriana Patricia Calle, a quien un juzgado le amparó sus derechos fundamentales que fueron violentados, y en el mismo fallo se ordenó a un medio noticioso nacional rectificar su publicación, de la mentirosa existencia de un ‘carrusel de reintegros’.

Con la sanción de la Procuraduría el cuestionado general Rodolfo Palomino sale expulsado de las ‘mieles’  de la contratación pública y los nombramientos estatales.

De seguro, ante estos traspiés, fruto de sus malos actos, sus compañeros de ‘andanzas’ de seguro tomarán distancia, habrá otros que  mantendrán su cercanía.

Lo que sí sucederá es que alistará, está en su derecho, a un grupo de abogados, con mis colegas intentará anular la decisión del doctor Fernando Carrillo Flórez, exprocurador General de la Nación. En esta dura batalla le esperan los Juzgados y Tribunales Administrativos a través del recurso judicial del control de nulidad y restablecimiento del derecho.

Es el mismo escenario que le espera al general Atehortúa Duque, ahora con la nueva Procuradora,  Margarita Cabello Blanco, en caso de ser vencido en juicio disciplinario.

Recomponer este pasado adolorido, una imagen en estado de descomposición institucional,  es el reto que debe afrontar el general Vargas Valencia al asumir la Dirección de la Policía Nacional. Tiene el encargo de emular el papel desempeñado por los generales  Serrano Cadena, Naranjo Trujillo y José Luis Vargas Villegas, este último su padre, y aquellos que le precedieron, figuras que no se alejan, de manera alguna, de ser sus mentores.

Titánica labor, de reconquistar la confianza de los colombianos, liderando la hoja de ruta del Plan Estratégico Institucional (2019-2022) ‘Colombia Bicentenaria’, Seguridad Ciudadana y Convivencia (CONSEC). Consolidar la seguridad ciudadana como una prioridad nacional. Es una directriz que está alineada con el rezagado proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), el Plan Nacional de Desarrollo Pacto por Colombia y la política de Defensa y Seguridad Para la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad del Gobierno Nacional.

Se debe dejar de mostrar, como si fuese un logro rimbombante, las infracciones a los ciudadanos que no han comprendido que la pandemia de la COVID-19 sigue siendo un monstruo nefasto.

Los retos tendrán su complejidad, ya que le llevará –tarde que temprano– a dedicar un tiempo valioso al proceso que está en curso,  la investigación del secuestro del  político y exasambleista ecuatoriano, Fernando Marcelo Balda Flores.

También  lo acompañaran esos detalles revelados en el libro ‘En honor a la verdad’, de la periodista Vicky Dávila, un relató sobre presuntos espionajes y amenazas, sin excluirse las famosas ‘chuzadas’ a periodistas y a otras personalidades nacionales.

Se espera que Vargas Valencia le apueste a sacar del rezago en ascensos, de miles de policías y no sumergirse en el espejismo de la “nueva carrera de profesionales de Policía”, que ahondará más las deficiencias estructurales en el cuerpo de policía del Nivel Ejecutivo.

¿Qué ha dejado? Nada diferente que el deterioro de un servicio de Policía con calidad, con cultura y respeto por los derechos fundamentales y humanos, una creciente connivencia desde malos ejemplos y hechos de corrupción. Todo esto, invisibilizando al policía ejemplar, probo, destacado y afecto con la ciudadanía.

Un ajedrecista hace sus mejores jugadas para consolidar el fin del juego, triunfante. Jaque mate a la corrupción en todas sus expresiones   del crimen, es el único camino para la misionalidad en la gloriosa Policía Nacional de los colombianos.  “Divide y reinaras”, un capítulo cerrado con nuestra consideración personal del desatino del doctor Iván Duque Márquez y el doctor Carlos Holmes Trujillo García (Q.E.P.D), en la designación del nuevo Director de la Policía.

 

Columnista invitado por el HOME NOTICIAS

Daniel Santos Carrillo

Abogado constitucionalista y administrativista

Contáctanos al correo: elhomenoticias@gmail.com

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

El general Jorge Luis Vargas, director de la Policía: un ajedrecista, no con ‘jaque mate’ sino con el ‘divide y reinarás’: columna de opinión del abogado Daniel Santos Carrillo, constitucionalista

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *