Las dos firmas venezolanas que se disputan la refinería de Curazao abandonada por PDVSA en 2019
3 abril, 2022
Zelensky
Zelenskiy dio un fuerte discurso en los Grammy
4 abril, 2022

¿Qué hay detrás de la salida del Inspector General de la Policía, influyó la política?

Salida de Generales de la Policía

No existe una clara explicación, distinta a algo político, de la salida de la Policía de los generales Carlos Ernesto Rodríguez y Fabio Hernán López Cruz.

¿Qué hay detrás de la salida del Inspector General de la Policía y exdirector de la Dijín, influyó la política?

Es quizá una de las notas periodísticas más esperadas, en la que este medio contará detalles relacionados con la salida de dos generales, en las que se observan intereses totalmente distintos al bienestar institucional.

Unidad de Justicia

Domingo, 3 de abril del 2022

Ya no es un secreto, que al interior de la Policía Nacional se vive un ambiente tenso, de voces que susurran, que se dicen cosas, pero que nadie se atreve a expresar abiertamente qué está pasando. Sobre todo, en el círculo del generalato, desde el bloque de la Dirección General.

Sin embargo, hubo una situación que sacó a la superficie el que no todo está bien, cuando se supo de la inesperada salida –después de una acalorada conversación en el despacho del Director–, de la asombrosa renuncia del general Carlos Ernesto Rodríguez Cortes, quién ocupaba el cargo de Inspector General de la Institución.

Recordemos que el general Rodríguez Cortés presentó su solicitud de retiro el pasado 24 de marzo, horas después de haber escuchado una incómoda solicitud de su jefe, del general Jorge Luis Vargas Valencia, de que pidiese sus vacaciones o en su defecto se fuese de la Policía.

Es desde este escenario que hacemos la concebida pregunta: ¿Qué es lo que en verdad está sucediendo? ¿Cuál es el meollo del asunto?

El HOME NOTICIAS consultó a varias fuentes al interior de la institución, para que al final de este sondeo se pueda concluir que existen claros intereses políticos y en lo posible una dañina ambición de poder.

Una de estas fuentes fue más allá, algunos dirán que ‘hiló fino’, nos dijo que al general Rodríguez Cortés le habrían pedido la renuncia por darle la razón a José Miguel Vivanco, director de la ONG Human Right Watch, quien desde el pasado 28 de septiembre viene atacando el nombramiento del oficial en el cargo de Inspector General.

Todo es por los señalamientos que recaen en contra de la Policía Nacional por la muerte de 11 ciudadanos durante los disturbios del 9 y el 11 de septiembre del 2020, cuando un grupo de vándalos incendiaron varias instalaciones policiales. Se habla que hubo un supuesto «uso desproporcionado de la fuerza por parte de los uniformados».

Los señalamientos están incluidos en un informe de 182 páginas que desarrolló un equipo interdisciplinario de siete profesionales con el apoyo de las Naciones Unidas.

En estas acusaciones se menciona al general Rodríguez Cortés, porque, preciso, el 9 y el 11 de septiembre el oficial estuvo como encargado de comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá. Es decir, que sería el responsable de las decisiones que se tomaron ante los desmanes.

Todo este asunto sería, entonces, el argumento, la carpeta que ubicó en el escritorio el general Jorge Luis Vargas Valencia, cuando llamó a su oficina al general Rodríguez Cortés, para apuntarle que no debía seguir más en el cargo.

Sin embargo, causa curiosidad este tema, los señalamientos que solo estarían afectando a Rodríguez en medio de las investigaciones, sobre todo que fueran enrostrados 6 meses después de estar en la Inspección General, en medio de una contienda electoral.

Pero, es que hay algo más, que en esta conversación nunca se dijo que cuando ocurrieron los señalados “abusos policiales” el director de Seguridad ciudadana era el mismo general Vargas Valencia, en quien recayó toda la operatividad para devolver la tranquilidad en las calles.

Dicho de otra manera: ‘ambos tuvimos que ver con lo que ocurrió pero aquí el único que se va es usted’.

La sacada de carpetas, seis meses después, habría estado influenciada por un comentario, que diríamos mal intencionado, que al final retumbó en lo más hondo del oído del general Vargas Valencia.

Primero rodó por los pasillos de la DIPON, que si «Federico Gutiérrez logra ser Presidente el nuevo Director de la Policía sería el general Carlos Ernesto Rodríguez Cortés».

Qué tema tan sensible para Vargas Valencia, todo porque el alto oficial ansía mantenerse en el cargo aún hasta después de la llegada del nuevo mandatario de los colombianos y hay quienes han dicho que el Director ha buscado acercamientos con los candidatos que se pelean la punta, como de acompañarlos a montar bicicleta o salir a trotar.

Los comentarios que perjudicaron a Rodríguez retoñaron apenas se conocieron los resultados de las consultas electorales, principalmente, las cifras que ubican al candidato Gutiérrez muy cerca de ser inquilino de la Casa de Nariño.

Es que el cuento de que el General Rodríguez era el más favorecido después de la consulta electoral se originó ante la premisa de que existe una probable amistad con el candidato Gutiérrez, de posibles conversaciones entre ambos.

El rumor se argumentó en que Rodríguez estuvo como comandante de la Región 6 de la Policía, que comprende también el departamento de Antioquia, tiempo en el que contribuyó con su buen desempeño con los resultados en contra de la criminalidad que hoy esgrime Federico Gutiérrez en cada debate.

No es el único caso

Hubo otro caso que también sorprendió, pero que nadie ha filtrado ante la opinión pública, sucedió de manera imperceptible,  que en el mismo escrito en el que se oficializó la salida del General Rodríguez Cortés de la Policía también aparece el nombre de otro brillante General, el de Fabio Hernán López Cruz.

De las mismas fuentes se supo que la salida de López Cruz tiene las mismas características de la de Rodríguez Cortés. Concurrieron algunos hechos, que concluyeron en una sacada abrupta y sin antecedentes.

Todo, aseveró una fuente, despuntó en otro murmullo con matices políticos, que el general López Cortés, exdirector de la Dijin, habría tenido un encuentro con el otro candidato, Gustavo Petro, en España, que supuestamente en ese diálogo se mencionó el tema de quién sería su  Director de Policía, en caso de ser Presidente.

Pero, por supuesto, que este comentario también habría sacudido la sensibilidad del General Vargas Valencia, quién de inmediato ordenó el regreso de López a Colombia.

Es importante precisar, que el general López Cruz se encontraba en una comisión en España como agregado adjunto, la que oficialmente iría hasta junio de este año.

Sin embargo, de repente y sin ninguna explicación, lo llamaron antes de que terminara su labor, se la suspendieron tres meses antes y de manera primitiva se le notifica su salida.

Dentro del equilibrio periodístico buscamos al general López Cortés, para confirmar o desmentir ese supuesto encuentro con Petro.

«Eso es falso, nunca me he visto con el señor Petro en España, ni en ningún otro lado», manifestó el general López a El HOME NOTICIAS.

Agregó, además, qué ningún momento el general Vargas lo ha llamado a su despacho a tocarle el tema, para aclarar el malévolo rumor de su posible reunión con Petro en España.

«Nunca he recibido un llamado de atención por este tema por ninguno de mis jefes, mucho menos de mi general Vargas», insistió López.

Lo extraño de todos estos hechos es que tanto el general Rodríguez Cortés como López Cruz son egresados del mismo curso de la Escuela de Cadetes de la Policía, el 058, es decir, que de acuerdo con la línea de mando ambos vendrían a ser los más acreditados, porque son unos excelentes oficiales,  para suceder al general Vargas Valencia, quién salió del curso 057.

Ahora, la pregunta que se hace cualquier colombiano ante la permanencia del general Vargas Valencia en la Dirección de la Policía, es qué objeto tiene seguir en un cargo con tan negativos resultados, sobre todo porque no ha podido garantizar seguridad al país, cifras en su contra desde cuando fue Director de Seguridad Ciudadana.

No se entiende y se podría decir, que siendo uno de los más curtidos en las labores de inteligencia, este vasto conocimiento obtenido en su carrera, no se ha visto reflejado en los hechos, en la tranquilidad de los colombianos, contra la criminalidad.

Es más, la mayoría de las grandes investigaciones siempre tienen el amparo del pago de recompensas.  De hecho, es esta administración de los mejores de la inteligencia es la que más ha pagado por información ciudadana.

Aumentaron los asaltos a restaurantes y lugares públicos, las masacres, el hurto callejero y para muestra de las pésimas cifras, que en menos de 48 horas fueron asesinadas 7 personas en Medellín.

Un sondeo que publicó recientemente la Cámara de Comercio de Bogotá revela que el 87% de los empresarios percibe que la capital del país,  es más insegura en los dos últimos años. Organismos como Indepaz afirman que en el 2022 hubo 28 masacres, de las que en su gran mayoría no se reflejan resultados de las investigaciones o labores de inteligencia.

También ocurrió en el pasado

Escudriñando en la historia de la Policía, de si había otro tipo de decisiones como estas, con ensombrecer del sentimiento de los ‘celos’ y del ‘no me quiero ir’, nos encontramos qué sí hubo un caso similar.

El protagonista de esta otra historia es el recordado general (r) Luis Ernesto Gilibert Vargas, de quien siempre se ha dicho que impulsó la salida del general (r) Ismael Trujillo Polanco, porque se decía que este tenía los argumentos para llegar a ser un Director de la Policía.

El general (r) Trujillo renunció de la Policía de manera abrupta y sin explicación de fondo en el año 2000. Se ha dicho que quien le recomendó la presentación de su solicitud de retiro fue el general Gilibert Vargas.

Trujillo Polanco, posteriormente, en la administración del general (r) Teodoro Campo fue reintegrado a la institución.

En ese mismo orden histórico también encontramos la salida del general (r) Argemiro Serna Arias, con situaciones muy similares. Precisamos, que tiempo después de su retiro de la Policía es que a este oficial las autoridades lo vincularon en la investigación por la muerte en Soacha de Luis Carlos Galán Sarmiento. Un caso que está todavía sin esclarecer.

Es decir, que nunca se supo cuáles fueron esas contundentes razones que pudieron estimular la salida de estos dos excelentes oficiales de los que siempre se dijo que tenían perfil para ser Director y lo mismo pasa con los dos primeros mencionados en esta nota periodística.

Redacción Unidad de Justicia

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

en nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

también en Instagram @elhomenoticias.

Duro choque entre el Director de la Policía Nacional y el Inspector General ¿Se repite la historia de Atehortúa y Salamanca?

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general El Home Noticias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *