Juan Cruz Real
América de Cali sacó a Junior de Barranquilla de la final del fútbol colombiano
13 diciembre, 2020
Buses del SITP
Mujer que viajaba en moto murió al ser chocada por un SITP y después por una tractomula
14 diciembre, 2020

Madre enferma con COVID-19 muere a los pocos minutos de dar a luz su hijo sano, al que no pudo abrazar ni despedirse

Érika Becerra.

Érika Becerra, de 33 años, fue diagnosticada como positivo para el COVID-19, falleció después de dar a luz a su hijo, que nació sano en un Hospital de Detroit, Estados Unidos.

Madre enferma con COVID-19 muere a los pocos minutos de dar a luz su hijo sano, al que no pudo abrazar ni despedirse

 

Este lamentable caso ha causado bastante asombro. Ocurrió en un hospital de Detroit, Estados Unidos. Sus familiares explican que hubo un trabajo de parto normal, pero su situación se agravó apenas nació su hijo. Aseguran, además, que era una mujer sana, que no alcanzó a tener en sus brazos el bebé.

 

ESTADOS UNIDOS

Lunes, 14 de diciembre del 2020

 

La protagonista de esta triste historia, de las que ha dejado a su paso la fatal enfermedad COVID-19, es la de Érika Becerra, de 33 años. Una latina residente en los Estados Unidos de Norteamérica.

Fue hospitalizada de urgencias en el centro asistencial de Detroit, en una ciudad a donde se había ido a vivir hace poco debido a los compromisos laborales de su esposo.

Con 8 meses de embarazo dio positivo para COVID-19, lo que hizo que su estado fuese delicado y se tomasen maniobras clínicas urgentes.

Empezó a decir que no se sentía bien, que no era la misma, que empezaba tener problemas para respirar, contó Michel Avilez, hermano de Érika.

En el Hospital de Detroit los médicos se alertaron porque su estado de salud iba desmejorando. La decisión, después de un consejo científico, fue que había que adelantar el parto.

Se empezó entonces con un trabajo de parto inducido, que consistió en la estimulación de las contracciones uterinas. Esta labor médica, cuentan sus allegados, empezó el pasado 15 de noviembre.

Érika Becerra dio a luz un bebé sano, al que ya le tenían nombre: Diego Antonio Becerra, lo de Diego como su padre.

Sin embargo, no pudo tener al niño entre sus brazos, porque justo apenas nació a la madre la entubaron. No obstante, su condición se complicó aún más y ese día se produjo su muerte.

Lo que dicen sus familiares, que viajaron desde Los Ángeles a Detroit, es que ella nunca había sufrido ningún tipo de enfermedad, no tenía condiciones subyacentes.

Ellos, sus seres queridos, estuvieron cerca de ella en sus últimos momentos, hasta le hablaron con mensajes que le infudieran aliento. Uno de los familiares dijo que la “sintieron llorar”.

El protocolo de bioseguridad es que a su núcleo familiar también se le hizo la prueba y para tranquilidad de los suyos todos: su esposo y su hija de un año dieron negativo.

Esta es una de esas tantas y tristes historias, de nunca olvidar, que ha dejado el terrible aumento de los casos de contagios por el coronavirus, sobre todo entre los latinos residentes en los Estados Unidos.

Un mensaje quedó al final, el que dejan sus familiares, que lo del COVID-19 es una pandemia que nadie se  ha inventado, que es en serio, y que si nos cuidamos y mantenemos las recomendaciones de las autoridades sanitarias, como lavarse constantemente las manos, utilizar alcohol y siempre llevar el tapabocas, evitará que continúe la propagación y que la historia de Érika Becerra se repita.

 

Redacción Temas de Salud

Contáctenos al correo: elhomenoticias@gmail.com

Sigue nuestras publicaciones en el Twitter @elhomenoticias

nuestro canal de Youtube EL HOME NOTICIAS

 

Leo Medina Jiménez
Leo Medina Jiménez
Editor general /El Home Noticias. Periodista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *